Publicado: 29 de Julio de 2013 a las 09:02

Ricardo Vea

Interiorista. Director de proyectos.

El entusiasmo y la ilusión por el diseño y el trabajo bien hecho, por la decoración de vanguardia, las sensaciones, la sensibilidad, la compresión y el buen asesoramiento al cliente, es la meta en un buen estudio de interiorismo.


Loli Echeverria

Departamento de administración

El trabajo en equipo, dotan al estudio, de una gestión eficaz en el desarrollo de un proyecto.


Sylvia Mateos

Interiorista. Responsable sección mobiliario

El complemento perfecto a un buen estudio de interiorismo, reside en una buena distribución de los espacios y complementos y en la utilización de un diseño del mueble adecuado al proyecto.